Rodrigo volvió a estar perfecto en el pase: 100% de acierto

A Rodrigo Hernández se le podría definir como la fiabilidad personalizada. El centrocampista del Atlético volvió a acabar un partido de Liga con el 100% de acierto en el pase y siendo el segundo del equipo que más aportó en esa faceta, 40 envíos correctos de 40 intentados ante el Eibar, sólo superado por los 43 pases de Koke aunque en el caso del vallecano de 50 intentados (86% de acierto). 

Es la segunda vez que Rodrigo consigue el acierto completo con el Atlético, ya que en Anoeta contra la Real Sociedad acabó con 42 pases completados de 42 intentados. Contra el Eibar su mejor socio fue Thomas, al que envió 8 veces el balón correctamente. Además, en Ipurua añadió 8 robos de balón y sólo tuvo dos pérdidas, el que menos del equipo. 

Comentaba Simeone en Goal que «Rodri ha enganchado desde el inicio. Es buenísimo. Tiene que mejorar. Lo discuto, lo peleo y le provoco para que juegue mucho más, para que crezca mucho más. A más pases dados a Griezmann, a Lemar, para avanzar, si suma más pases buenos, el equipo siempre va a jugar bien. Si busca pases lateralizados, si suma muchos de esos pases, el equipo va a ser chato. No avanza en el juego. Si la toca Juanfran a pase de Rodri veinte veces no es mejor que si acierta seis o siete en transición hacia adelante, donde se rompen líneas..Veo a Busquets, el mejor de todos, y en dos simples pases, no hace 30 hacia adelante, pero sí te acierta 12 o 14 pases para romper líneas. Menos pase laterales y más verticales».

El Atlético ha encontrado ese jugador fiable al que darle la pelota en dificultades con la seguridad de que va a solventar la situación. Rodrigo es el máximo pasador del Atlético este temporada (2.169, 126 más que Koke) y también el mejor recuperador (342, 84 más que Saúl). Llegado el verano pasado procedente del Villarreal, esta temporada suma 3.337 minutos en los que ha conseguido dos goles y ha sido el gran fichaje del curso. Los 70 millones de su cláusula se antojan cortos ante el interés de grandes equipos europeos, pero Rodrigo ya es intocable para Simeone y esa cifra será revisada para intentar que aumente y continúe en el club. Sus 22 años le convierten en un centrocampista llamado a mandar en la próxima década.