El Levante, satisfecho por el fallo favorable, estudiará recurrir

El Levante UD ha mostrado sus satisfacción por el fallo favorable sobre la alineación indebida del jugador del FC Barcelona Juan Brandáriz “Chumi” en el partido de Copa del Rey disputado entre ambos clubes en enero y sus servicios jurídicos estudiarán la posibilidad de presentar un recurso.

Así lo ha manifestado el club valenciano en un comunicado tras conocer este miércoles que la jueza de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Carmen Pérez, ha declarado que sí hubo alineación indebida del Barcelona en el partido de ida de octavos de final de la Copa del Rey ante el Levante.

La jueza también ha afirmado ahora que no es posible imponer sanción alguna porque la reclamación del Levante a la alineación indebida llegó fuera de plazo.

El Levante señala en su comunicado que quiere “manifestar su satisfacción por haber conseguido que se haya fallado a favor de sus intereses y que, de esta manera, se reconozca que el Levante UD tenía la razón desde un principio, aunque lamentablemente no sea en el tiempo y la forma deseados”.

También indica que los servicios jurídicos del club van a estudiar la posibilidad de recurso “al no tener esta resolución consecuencias disciplinarias”.

“Hay que recordar que el recurso del Levante fue desestimado en su día por el Comité de Competición y por el Comité de Apelación de la Real Federación Española de Fútbol pero que el Tribunal de Arbitraje Deportivo ordenó a Competición reabrir el caso”, concluye el comunicado levantinista.

Chumi fue alineado en el partido Levante-Barcelona, de la ida de los octavos de final de la Copa del Rey, que se disputó en el estadio Ciutat de València cuando debía cumplir una sanción impuesta como jugador del Barcelona B.

El partido se disputó el 10 de enero y el recurso por la sanción indebida debía presentarse antes de las 14 horas del segundo día hábil posterior al partido, pero el Levante no presentó más tarde.

El encuentro de ida había acabado con victoria local por 2-1, pero en la vuelta ganó el Barcelona por 3-0 y se clasificó para la siguiente ronda.

Los recursos del Levante no prosperaron y en estos momentos el equipo catalán está clasificado para la final de la Copa del Rey que se disputará el 25 de mayo.