El Espanyol femenino tiene a tiro la asistencia del masculino

Antes siquiera de pisar Cornellà-El Prat, ya ha conseguido el Femenino A del Espanyol lo que el primer equipo masculino fue incapaz de lograr al mismo tiempo: la pasada semana. Más allá de la asistencia al histórico partido de Liga Iberdrola ante el Atlético de Madrid del próximo lunes (11:00), ya se han agotado las cerca de 40.000 entradas que el club distribuyó. Sí, eran gratuitas, como también lo eran las 6.000 que se regalaban entre los socios para el Espanyol-Alavés de LaLiga, y apenas se retiraron la mitad.

Los 18.143 espectadores que se congregaron en Cornellà-El Prat el pasado sábado al mediodía hablan de un problema severo de asistencia que no es cuestión de un solo día o del inicio de la Semana Santa, ya que prácticamente calca el promedio liguero de esta temporada: 18.828 asistentes por partido. Una afluencia que ha crecido en los dos últimos meses y medio, coincidiendo con el fichaje de Wu Lei (19.160 asistentes de media con el jugador chino en el equipo), y que supera a la media de 17.645 espectadores del curso pasado, la peor de la breve historia del estadio, tan pobre en parte por visitas como la del Real Madrid (entre semana y con alerta de nevadas) y del Atlético (en viernes).

El promedio de las primeras nueve temporadas del estadio, 21.444 espectadores por partido de Liga, parece encontrarse ahora mismo más al alcance del encuentro del Femenino que de los de Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’. También pueden superar las chicas la potente media del primer curso: 28.860. Si el equipo de Salvador Jaspe supera el lunes la mejor entrada de esta temporada, los 24.037 seguidores que se dieron cita nada menos que en el Espanyol-Barcelona, sería una estupenda noticia para la salud del fútbol femenino.