Los problemas legales de Ramírez salpican a Las Palmas

Las Palmas se ha visto salpicada en los últimos días por los problemas legales que afectan a las empresas de su presidente y máximo accionista, Miguel Ángel Ramírez. Según informó Canarias7, el Juzgado de Instrucción número 5 de Las Palmas de Gran Canaria admitió a trámite “una querella presentada por la Fiscalía Provincial contra Miguel Ángel Ramírez Alonso y ocho personas de su entorno (entre ellas su padre, unos primos y Héctor de Armas) por presuntos derechos de insolvencia punibles y contra los derechos de los trabajadores”. Ramírez y sus allegados habrían hablado de “una persecución” por parte de la fiscal Evangelina Ríos.

Los hechos relacionados con las Palmas se remontan al 9 de noviembre de 2017. Según el relato fiscal, Ramírez vendió acciones del club que pertenecían a Seguridad Integral Canaria, sobre las que había una orden de embargo que no pudo ejecutarse al ser adquiridas por Miguel Ángel Ramírez. Como indica la querella, la operación es fraudulenta al venderse cada acción por su valor nominal, cuando el eral era mayor. Indica la fiscal que Seguridad Integral Canaria no percibió ningún dinero, para lo que “se intentó justificar un crédito a favor de Ramírez con Seguriad Integral Canaria de más de 200.000 euros que había prestado a la tesorería de la sociedad”.

Pese a la deuda que Ramírez mantenía con Seguriad Integral Canaria, de 2 millones, adquirió de dicha empresa acciones de Las Palmas, “justificando el pago de las mismas con ese dinero transferido a la empresa cuando en realidad debería haber sido a cuenta de la deuda que él mismo tenía con Seguriad Integral Canaria”, relata la información.