La afición del Alavés, de luto y con un féretro ante el Levante

Guerra abierta entre los aficionados del Alavés y Javier Tebas. No es nuevo ya que fue el abogado de Piterman cuando el ucraniano estaba a punto de enterrar al casi centenario club vitoriano. Perdió todos los juicios en la capital alavesa pero, al ir por lo Mercantil, el empresario no tiene problemas para pisar suelo español y no ser detenido. Parece casi descartado que se le incrimine por lo Penal aunque no al 100%. Tampoco un requerimiento internacional para tratar de evitar que quede impune en Estados Unidos, donde reside actualmente.

Con este trasfondo, LaLiga está programando sistemáticamente al Alavés en viernes o en lunes. “Odio eterno al fútbol moderno” y “Las televisiones matan al fútbol” son eslóganes que realizan continuamente las peñas del club vitoriano y, más en concreto, Iraultza 1921, que es la más activa. Para esta noche, contra el Levante, se oficiará un funeral para despedir al fútbol “clásico y auténtico”, que se desarrolla en fines de semana y no en viernes o lunes, como es el caso.

El llamamiento está claro: la gente entrará esta noche en el estadio de Mendizorroza a las 21:05, cuando el partido esté ya iniciado. Las gradas mostrarán a la gente vestida de negro, en señal de luto. Luego se oficiará un funeral con un féretro que viajará por las gradas. Iraultza 1921 pide a los socios que apunten con el haz de luz del móvil al ataúd para que pueda verse su recorrido por las tribunas y los fondos.

Problemas, por lo tanto, para los cámaras de televisión, que tendrán que realizar un tiro en el que no se vean las gradas. Ya ocurrió el día del Rayo Vallecano con cinco minutos enfocando a la línea lateral de la banda contraria. Cuando luego entraron 14.000 personas a la vez, el tiro varió y enfocó claramente a la tribuna enfrente para mostrar el gran ambiente que suele haber siempre en el estadio vitoriano.